15 noviembre 2012

La rueda de la fortuna



1/14


Volvemos de nuevo con las pilas bien cargadas tras un impresionante viaje que jamás olvidaré pese al cansancio por las palizas diarias, el jet lag, el cambio de costumbres, y tantas y tantas cosas que contar por aquí se me quedaría esto corto.

A lo largo de todos los reportajes cosechados durante tres semanas en tierras del sol naciente trataré de ir desgranando pequeños aspectos de aquel país y cultura tan diferentes a las nuestras.

En un viaje combinado con turismo tradicional y en el que recorrimos poco menos de 3000 kilómetros nos hemos topado con tremendos lugares y experiencias de todos los estilos, muchas ellas inimaginables en cualquier otro país europeo que haya visitado o explorado y menos aún en España.
Desde el ir en una barca de pescadores a una isla abandonada, al ir por una carretera de montaña, detener el coche y al continuar girar una horquilla a derechas y cruzarse en nuestro camino una familia entera de monos con sus respectivas crías, pero sobretodo destacar la limpieza, orden, tranquilidad, pacifismo y respeto de sus gentes.

Japón es un país que te alucina a cada kilómetro que vas recorriéndolo, donde no puedes evitar muchas veces el decir "para el coche que vamos a hacer unas fotos", y si a ello le sumas la brutalidad de la mayoría de sus abandonos ya mejor paremos de contar.

En definitiva es un viaje que te marca y en el que realmente te sientes la persona más extraña del mundo junto a toda la marea de nipones que te abarcan.

A partir de hoy trataré de mostrar aquellos lugares visitados durante el trayecto, algunos de ellos ya conocidos, otros no tanto, y se irán combinando con reportajes pasados aun pendientes de publicación. Espero que sean de vuestro agrado.


REPORTAJE FOTOGRÁFICO


Situada en un entorno privilegiado de Japón nos topamos con esta gigantesca y decadente mole de acero oxidada. La noria continua siendo una de las más altas de todo el país y se convirtió en la noria abandonada más grande de todo el mundo.



En Japón, en cada ciudad a la que viajes practicamente tiene su correspondiente noria y en un país donde la sociedad no muestra públicamente sus emociones, para ellos el ir en pareja a las norias y poder observar desde lo más alto de estas los profundos paisajes o vivir una puesta de sol es algo que consideran sencillamente romántico.

En la siguiente fotografía se puede observar la brutalidad de altura que estas tienen, en concreto esta es la "Daikanransha" situada en el distrito de Odaiba en la megaciudad de Tokio y consta de 115 metros de altitud siendo la noria más alta de todo Japón y la cuarta actualmente de todo el mundo.



La noria que tratamos en este reportaje perteneció a un parque de atracciones ya demolido y que recibía el nombre de una torre mirador construida en 1965, con la que dio comienzo la construcción dos años después del parque de atracciones.

Junto a la torre mirador también había una pequeña noria, un pachinko (Sala de juegos), un salón de bodas, un Onsen (Spá de aguas termales) y una montaña rusa.

En 1992 y con el éxito rotundo del parque se decide construir la noria, de practicamente 110 metros de altitud que pasaría a convertirse por aquel entonces durante 5 años consecutivos en la noria más alta del mundo.

A mediados de 2001, el parque de atracciones cerró siendo demolido a comienzos de 2004, pese a que la noria y dos atracciones más consiguieron salvarse del derribo.

Pese al abandono, al óxido y demás se puede observar que años atrás la noria todavía funcionaba.

video


La venta de tickets sigue cerrada esperando como si algún otro día fuera a volver a abrir.



BumperBoat es una de las atracciones que consiguió esquivar el derribo. Se trataba de una enorme balsa sobre la que flotaban diversos botes de colores y que chocaban entre sí en mitad del agua. Un equivalente a lo que aquí conocemos como "coches de choque" pero acuático.





Junto a esta atracción nos encontramos con la gigantesca red de acero oxidado.



Junto con la belleza y colorido que sus cabinas aportaban








La rueda decadente de la fortuna.



Enormes anclajes y la vegetación, que en Japón invade todo aquello que se olvida.


Por último y para concluir unas fotografías de los botes del BumperBoat almacenados bajo aquellas corroídas y decadentes carpas.




JAPAN URBEX TOUR 2012


2/14  ATN Clinic
3/14  Seminar House
4/14  M-Clinic


10 comentarios :

  1. Menuda pieza de oxido!! Servidor esta salivando... Aluciante

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena compañero buen aporte impresionantes fotos.

    ResponderEliminar
  3. Veo que dio de sí la excursión japónica.
    Buena serie, aunque la noria, por lo que veo, le has sacado todo el jugo posible, has conseguido muy buenos planos.
    ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  4. Eso es turismo a lo grande... suscribo la salivación de Urbex...

    ResponderEliminar
  5. Me pasé desde 1992 al 2001 viviendo en Japón, a veces fotografiaba casas y edificios en ruinas y luego descubría que los habían derribado, así me llevaba los últimos suspiros de aquel pasado, ah!!! Japón, cuantos recuerdos!!! SaLu2

    Yoroshiku Onegaishimasu

    ResponderEliminar
  6. Madre mía.. a cada cual foto más espectacular!

    Ojalá algún día pudiera visitar estos lugares

    Enhorabuena por la aventura!!!

    ResponderEliminar
  7. Felicidades por el reportaje las que se ven la noria y el cielo una pasada felicidades un saludo

    ResponderEliminar
  8. Enhorabona Nacho, estás a tope!! Salut.

    ResponderEliminar
  9. Muchísimas gracias a todos por vuestros comentarios!

    ResponderEliminar
  10. Que maravilla de reportaje. Parece que la noria va a empezar a rodar de repente, increibles fotos como siempre!!, besitos

    ResponderEliminar