18 mayo 2009

Pueblo Viejo de Belchite

El pueblo viejo de Belchite es probablemente el lugar dentro del territorio español donde mejor se pueda sentir y observar las cicatrices y la desolación que dejó en ciertos lugares de nuestro país la Guerra Civil. Pasear entre sus calles llenas de hierbas y matorrales y abrirse paso entre sus ruinas te hace meterte en la piel de sus lugareños y sentir una sensación de desolación total.
Entre sus ruinas históricas podemos encontrar dos iglesias y un monasterio, además de todas las viviendas antiguas.

Antes de nada hay que poner en situación histórica el lugar.

Historia de Belchite

Belchite es conocido por haber sido escenario de una de las batallas simbólicas de la Guerra civil española, la Batalla de Belchite. Como consecuencia de los enfrentamientos, el pueblo fue completamente destruido. En lugar de su reconstrucción, el régimen de Francisco Franco optó por crear un pueblo nuevo al lado (hoy conocido como Belchite nuevo), dejando intactas las ruinas del anterior como recuerdo de la guerra civil y de lo que se consideraron excesos del bando vencido. El conjunto, hoy en día abandonado y en parte cerrado al paso de personas, se conoce como Pueblo Viejo de Belchite.

En el pueblo se localizan dos batallas importantes de la historia de España: la Batalla de Belchite de 1809, desarrollada durante la Guerra de la Independencia Española, y la Batalla de Belchite de 1937, desarrollada durante la Guerra Civil Española.

Como consecuencia de la Guerra Civil española el pueblo quedó completamente arrasado, si bien hasta entonces llegó a ser una villa de cierta importancia, albergando hasta dos monasterios y varias iglesias. Franco decidió reconstruirlo justo alado, dejando las ruinas del pueblo viejo de Belchite intactas como recuerdo de la contienda. Los encargados de la construcción del nuevo pueblo fueron principalmente prisioneros republicanos, para los cuales se habilitó un campo de concentración en las cercanías, cuyos restos aún se conservan, y que permaneció abierto desde 1940 hasta 1945, llegando a albergar a 1.000 prisioneros a cargo de la Dirección General de Regiones Devastadas.
Los últimos habitantes del Belchite viejo abandonaron sus ruinas en 1964 para reasentarse en el Belchite Nuevo.
Las ruinas, sin acondicionar para el turismo, son visitadas por más de 10.000 personas al año. Es también lugar ocasional reunión para nostálgicos del régimen de Franco, especialmente falangistas.

Reportaje Fotográfico
























































Para darte una vuelta por el pueblo viejo de Belchite, visualiza este reportaje



7 comentarios :

  1. compañero, me encantan las fotos, como amante de la historia, se me ponen los pelos de punta, cuando veo estos lugares, y cuando los visito es como si me trasladara de epoca, es impresionante sentir toda la esencia de esas iglesias y este precisamente mas, debido a toda la carga emocional y de sufrimiento vivida por sus gentes yque aun se respira entre sus piedras, gracias por las fotos y los reportajes, un saludo.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué ganas de visitar Belchite!

    Una pregunta, comentas que el paso está cerrado a personas. ¿Sigue mereciendo la pena visitar el lugar? ¿Esto que muestras en el reportaje sigue estando abierto?

    Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Hola Ricardo,

    El paso no está cerrado a personas lo único que hay vallas tapando los accesos a las iglesias y el convento, pero cuando yo fuí todas esas vallas estaban por los suelos, por lo que el acceso es totalmente libre. Asi es que si te quieres acercar supongo que hoy en día seguirá en el mismo estado.

    Yo lo visité el pasado mes de abril.
    , para que te hagas una idea.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. En realidad tan solo la tercera parte quedó destruido. El resto prácticamente quedó intacto.

    Desde la Asociación Cultural "La Panikesa" hacemos visitas guiadas los fines de semana, para corregir todos los mitos y errores que por desgracia todavía perduran en torno a la historia real. Utilizamos fotografías antiguas que vamos recogiendo para explicar mejor el recorrido. Os dejo nuestro email de contacto por si os interesa:

    jcsalavera@gmail.com

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Hola a tod@s.
    Acabo de volver de allí. habría preferido saber que hacéis esas visitas guiadas. Es lo único que he echado de menos, un guía.
    El sitio te transmite muchas sensaciones... pero desde luego paz no. Me ha dado pena, mucha pena. Tristeza, desasosiego, y sobre todo, tengo la sensación de que no debemos olvidar nunca, para que no se repita, y de que tanto hicieron un bando como el otro.
    Me quedo con vuestros contactos para cuando pueda volver.

    Un saludo a todos... y nos vemos allí, pero de noche ni de coña.

    ResponderEliminar
  6. Hola, acabo de descubrir este blog por casualidad, y ya me lo he puesto en favoritos.
    Estuve en Belchite en la Semana Santa del año pasado, lo recorrimos sin problemas pero con precaución.
    Si llegamos a saber lo de las visitas guiadas hubiéramos hecho coincidir las fechas.
    La única guía que vimos es a una chica que llegó con un pequeño grupo al marcharnos nosotros, y que su número de teléfono para concertar dicha visita está apuntado en una especie de cartel.

    Enhorabuena por este interesantísimo Blog.

    José.

    ResponderEliminar
  7. Como profesora de castellano en Francia y también turistona de base, creo que es una pena que este lugar de memoria no haya sido más "preparado" a las visitas "turísticas". Recuerdo que no vimos ningún cartel que explicara la historia del pueblo, de la guerra, del bombardeo que sufrieron los habitantes...Parece como si los "políticos" no quisieran recordar ni asumir esa cara de la Historia... Isabel Desde Francia

    ResponderEliminar