01 septiembre 2014

¡Atención obras!, la 2 de RTVE.


El viernes 13 de junio de este año, dentro del programa ¡Atención Obras! de la 2 de RTVE presentado por Cayetana Guillén Cuervo y junto a la compañia de Xose Castró, se dedicó un pequeño reportaje a Territorio Abandonado. Espero que os produzca las tan buenas sensaciones que a mi me produjo por la profesionalidad con la que tocaron el tema desde un principio hasta el final. Chapó.


26 junio 2014

La pequeña harinera


Este lugar aparece en una de esas muchas veces en las que uno se pierde con el coche por carreteras perdidas en las que suele sonar la flauta y aparecer sorpresas como esta.

Muchas personas preguntan ¿Cómo localizas estos lugares? pues como veis esta es una forma, aparte de muchas otras, por lo que es de lógica comprender el gasto que supone a unos y la negativa ante preguntas como ¿me puedes decir donde está?. Aquí lo hacemos por afición, no por moda y aparte no se trata de ser una agencia de localizaciones, por lo que si vas en búsqueda de estos lugares, hay agencias que localizan espacios y además cobran por ello.

Por cierto, practica muy extendida también por todos esos que se hacen pasar por "urbexers", tanto españoles como europeos, que van de pro y que solo se mueven ante lo dado mosqueandose si no se les facilita incluso despotricando y vejando a personas por ello, por mi parte un mensaje: antes de nada, miraros al espejo. Igual que lo encontramos algunos lo puede encontrar el resto por lo que sal, muevete y a buscar que fuera está todo.

En este caso nos encontramos ante una antigua pequeña harinera que aparece a nuestro paso por la carretera. En su interior todavía se conservaba toda la maquinaria de madera necesaria para la producción de la harina.


REPORTAJE FOTOGRÁFICO


Una de las primeras cosas que llaman mi atención es este antiguo contador, simulando la forma de una cara vigilante y expectante a nuestros pasos por el interior del recinto.


Apoyado sobre la pared aparece un viejo rodezno de piedra, utilizado para moler el grano.


La primera sala estaba practicamente vacía, salvo este espacio diáfano en el que tan solo encontramos una pieza de la maquinaria.





Paso a otra gran sala dividida en dos pisos de altura en los que aparece el grueso de la fábrica, todas las piezas de la maquinaria necesaria para la producción harinera tal cual eran, una pequeña joya industrial anclada en el pasado.










Un lugar pequeño pero que conserva todo el encanto y esplendor de su época de funcionamiento.